Nutrición Terapéutica

VERDURAS CRUCÍFERAS: ANTICANCERÍGENAS

¿Has oído hablar de las VERDURAS CRUCÍFERAS? Se ha observado una menor incidencia de muchas enfermedades crónicas, como el cáncer, asociada a un consumo de regímenes dietéticos ricos en verduras.

Los miembros de la familia de las crucíferas se consideran importantes en esta prevención primaria del cáncer. 

Dentro de esta familia de verduras crucíferas, se incluye el brócoli, la coliflor, el rábano, la col rizada, las coles de Bruselas, los berros y el repollo. Son ricos en diferentes componentes nutricionales y en metabolitos secundarios muy beneficiosos para la salud, como glucosinolatos que contienen azufre y sulfóxido de S-metilcisteína, flavonoides, antocianinas, cumarinas, carotenoides, enzimas antioxidantes y terpenos, entre otros compuestos.

Entre los beneficios para la salud relacionados con el cáncer encontramos:

  • Actividad antioxidante e inducción de estrés oxidativo

Las verduras crucíferas tienen una actividad  antioxidante debida tanto a compuestos bioactivos como a diferentes enzimas entre las que se encuentran la catalasa , la superóxido dismutasa (SOD) y la peroxidasa.

  • Enzimas de inducción fase I y II de detoxificación hepática 

Las moléculas bioactivas de las verduras crucíferas inducen las enzimas de fase II, que ayudan en el metabolismo de los xenobióticos (tóxicos) previniendo así su potente potencial carcinogénico. 

  • Inhibición y apoptosis tumoral

Los compuestos bioactivos crucíferos tiene la capacidad de inhibir tumores. Entre esos compuestos de las verduras crucíferas evidenciados para la inhibición del cáncer se encuentran los isotiocianatos, el indol-3-carbinol y las fitoalexinas. El sulforafano también ha demostrado inducción de apoptosis y detención del ciclo celular en células de adenocarcinoma de colon humano.

  • Inhibidores de la actividad de la histona desacetilasa

La acetilación de histonas es bien sabido que afecta la expresión génica, estando asociada por tanto con el desarrollo de cáncer. Los compuestos capaces de inhibir la actividad enzimática detienen el crecimiento celular, inducen la muerte celular o la apoptosis e inhiben el tumor mediante la alteración de los niveles de transcripción génica. Se sabe que tanto los isotiocianatos como el sulforafano inhiben la actividad de la histona desacetilasa en varias células cancerosas y modelos animales.

  • Papel en el metabolismo de los estrógenos e inducción de polimorfismo

El indol y el diindolilmetano son las principales moléculas bioactivas de las plantas crucíferas que se sabe que actúan sobre las enzimas responsables del metabolismo de los estrógenos, pudiendo tener relación, por tanto, con los cánceres hormonodependientes. 

Como conclusión pues,  podemos hacer la recomendación de incluir habitualmente el consumo de este grupo de verduras en la dieta. Como hemos dicho, las verduras crucíferas contienen una gran cantidad de moléculas biológicamente activas y diferentes componentes nutricionales que son una fuente única de compuestos asociados con varios beneficios para la salud, entre ellos su potencial anticancerígeno. 

¿Cómo podemos consumir estas verduras?

Si no queremos complicaciones, hervidas y aliñadas, como el brócoli o la coliflor son una buena opción de acompañamiento.

Los rabanitos son ideales para consumirlos tal cual antes de comer o añadirlos en crudo a las ensaladas que habitualmente consumáis. Respecto a las coles de Bruselas, la col rizada, berros o repollo seguro que encontráis numerosas recetas en internet.

Yo os dejo una receta de brócoli con pulpo que seguro que os encantará: 

Brochetas de pulpo, patata y brócoli con ali oli 

Ingredientes:

  • 600 g de pulpo cocido 
  • 400 g brócoli cocido
  • 400 g patata cocida 
  • 1-2 cucharadas de cominos y pimentón al gusto 
  • Ali oli (opcional y al gusto)

Preparación:

Se corta el pulpo previamente cocido en rodajas. El brócoli se corta en ramilletes y se cuece. Las patatas también se cuecen y posteriormente se cortan en rodajas. 

Se procede al montaje de las brochetas, alternando brócoli, pulpo y patata. Una vez montadas se puede, opcionalmente, pasar por una parrilla para asarlas un poco y/o calentarlas.

Rociar con cominos y pimentón al gusto. Y servir opcionalmente con salsa ali oli. 

¡¡ Buen provecho !!

¿Quieres saber más sobre nutrición? Te espero en Salud&You Beauty.

Síguenos en nuestras redes sociales para no perderte ninguno de nuestros consejos y guía de nutrición. Si tenéis cualquier consulta, no dudéis en preguntar.

 

Chatea con nosotras
Por favor, acepta nuestra de Política de privacidad antes de iniciar una conversación