La depilación láser diodo es una de las mejores técnicas que existen actualmente para eliminar el vello.  Es el método de depilación más efectivo, y además, gracias al calor emitido por el láser se estimula la producción de colágeno con lo que se consigue que la piel tenga una apariencia más tersa, elástica y luminosa.

 

El pelo se elimina de raíz, ya que el láser actúa sobre el bulbo piloso, impidiendo que el vello vuelva a crecer. La mayor ventaja del láser diodo es que actúa sobre pieles claras y oscuras, también en pelo fino y claro.

 

Además, tiene efectividad en todas las partes del cuerpo, incluyendo zonas faciales, como el mentón o el labio superior. Aunque las más comunes son las piernas, axilas e ingles.

 

Después de realizarte la depilación es muy importante hidratar la piel, porque aunque los poros y los tejidos queden intactos después de las sesiones, es normal sentir una leve irritación o rojez, sobre todo en pieles sensibles. 

 

Por eso, depende siempre de tu piel y de la zona donde te realices el tratamiento, es importante hidratar y utilizar una crema específica. Es importante que la emulsión sea de rápida absorción, muy hidratante y dermatológicamente testada, que aporten una sensación de alivio. 

 

Aunque tu piel no sea sensible, recomendamos una con formulación especial para este tipo de pieles, ya que podemos presentar una leve irritación. A la hora de aplicarla siempre con suaves masajes, para no aumentar la rojez. 

 

¿De qué ingredientes tienes que huir? Desecha todos los productos que contengan alcohol, aunque este ingrediente puede dar una cierta sensación de alivio y frescor, en realidad lo único que provoca es una mayor irritación y deshidratación de la piel.

 

¿Qué debe contener tu crema hidratante?

  • No comedogénica: Esto significa que sus ingredientes no contengan aceites que obstruyen los poros. Es importante que su formulación sea no comedogénica para mantener limpios los poros y favorecer la recuperación de la epidermis.

 

  • Aloe Vera: es perfecto para aplicar en pieles enrojecidas, ya que entre sus propiedades están la de regenerar y calmar. 
  • Protección solar: Aplicar protector solar es imprescindible, debe de tener mínimo protección 30. Después de la depilación láser debes proteger la zona de la exposición solar para que no te salgan manchas debido al sol.

 

En nuestro centro puedes solicitar una consulta de diagnóstico gratuita en la que nuestras expertas valorarán tu caso para personalizar e individualizar el tratamiento, según tu tipo de piel y vello. Síguenos en nuestro Instagram

Chatea con nosotras
Por favor, acepta nuestra de Política de privacidad antes de iniciar una conversación