El peeling facial es una de las técnicas más demandadas y eficaces para renovar y cuidar la piel. Desde Salud&you Beauty queremos darte las claves que te harán decidirte y realizarte este tratamiento.

 

Empecemos desde lo más básico: ¿Qué es un peeling?

El primer paso de un “peeling o exfoliación” empieza con la aplicación de una serie de sustancias químicas sobre la piel para conseguir renovar sus capas y eliminar de esta forma las imperfecciones, resaltando el color de la piel de manera uniforme.

Con este tratamiento se consigue una disminución de las arrugas, rejuvenecer la piel y aportar una dosis extra de hidratación, con la que conseguir consistencia y luminosidad.

Peeling Facial, un básico en tu rutina de belleza.

Incorporar el peeling facial en tu rutina no solo aportará beneficios a nivel externo, también tiene multitud de ventajas para la piel a nivel interno, con resultados visibles de forma inmediata sobre su uniformidad, textura y aspecto.

Además de ser una fórmula perfecta para potenciar los resultados de otros tipos de tratamientos, principalmente los que tratan el envejecimiento y blanqueamiento de la piel.

¿Cómo se realiza?

En primer lugar se ha de preparar la piel, realizando una limpieza profunda. Después, se aplica el ácido indicado y se deja actuar durante el tiempo necesario. Es normal que se sienta una leve sensación de picor o quemazón, acompañado de enrojecimiento.

Una vez el tiempo de aplicación del ácido haya pasado, se neutraliza y se aplica una mascarilla hidratante. La sensación de picor irá desapareciendo en el transcurso de la aplicación del tratamiento completo.

¿Beneficios más destacables?
  • Elimina pequeñas imperfecciones, es decir, es infalible para la eliminación de puntos negros, pequeñas arrugas fruto de la deshidratación o para cerrar los poros dilatados.
  • Di adiós a las manchas o marcas, tanto las producidas por el sol como esas marquitas que se quedan tras desaparecer un granito, ya que con este tratamiento conseguirás disimularlas y disminuirlas de una forma muy considerable.
  • Estimula la circulación, favoreciendo el transporte de nutrientes, ácido hialurónico y colágeno, además de propiciar la oxigenación de la piel, haciendo que se vea más luminosa y saludable.

 

Además de todo esto, hay que destacar que otoño es la mejor época para dar el paso e incorporar el Dermo Peel a tu rutina, ¿por qué? El frío nos ayuda a recuperar nuestra piel tras las largas exposiciones al sol, a mantenerla sana e hidratada, ya que entramos en una época donde se suele secar más. ¡Es tu momento ideal!

Chatea con nosotras
Por favor, acepta nuestra de Política de privacidad antes de iniciar una conversación